Motos Eléctricas de Batería 36V para Niños

Motos Eléctricas de Batería 36V para Niños

Motos eléctricas para niños con batería de 36v

Las motos de batería 36 voltios, son perfectas para los niños más grandes y hasta adolescentes. Con unas motos o mini motos equipadas de baterías de alto rendimiento de 36v, y un potente motor en la rueda trasera. Estas motos eléctricas pueden alcanzar unas velocidades bastante altas desde los 2 km/h hasta los 35 km/h para algunos modelos.

Filtrar por

Hay 4 productos.

Mostrando 1-4 de 4 artículo(s)
Filtros activos
Mini Moto Vespa style...
  • Precio rebajado
star_border star_border star_border star_border star_border
(0)

Mini Moto Vespa style...

Precio 359,99 € Precio base 499,99 €
Agotado
Moto Cross 36v
  • Precio rebajado
star_border star_border star_border star_border star_border
(0)

Moto Cross 36v

Precio 359,99 € Precio base 459,99 €

Motos infantiles con batería de alto rendimiento de 36v

Para los niños más experimentados y con ganas de disfrutar de una moto eléctrica para niños más potente y más rápida, las motos eléctricas infantiles de 36v son perfectas. Las mini motos eléctricas de 36v que sean de Cross, de trial o de carretera, están diseñadas para ser más resistentes, más todoterreno y, sobre todo, más rápidas. Los niños más grandes podrán pilotar unas motos eléctricas para niños con batería de 36v desde los 6 -7 años hasta 14 años incluso más.

¿Cuáles son las ventajas de las motos eléctricas para niños de 36v?

Existen variedad de modelos de motos a batería 36v para niños, y sus ventajas frente a las motos eléctricas de 6v o 12v es que están concebidas para los niños más grandes, para los niños o adolescentes apasionados por las motos. Las motocross de 36v serán un perfecto instrumento de diversión para pilotar en terrenos off road, caminos, sendas, circuitos, etc. Las motos eléctricas infantiles de 36v tienen motores más potentes, permitiendo que las mini motos alcancen una velocidad de 20, 25 y hasta 35 km/h. Además las motos a batería de 36v suelen estar muy bien equipadas, con suspensiones, asientos de piel, frenos de discos y, todo lo mejor para que los niños experimenten las mismas sensaciones que con una moto de verdad.